Seguro de hogar: su importancia y sus coberturas

Seguro de hogar: su importancia y sus coberturas

El hogar es uno de nuestros bienes más preciado y de él depende buena parte de nuestra calidad de vida y la de los nuestros. Para hacer frente a los imprevistos, es aconsejable disponer de un buen seguro de hogar, que salvaguarde tanto nuestra casa como los bienes que en ella se encuentren.

Cualquier accidente, avería, o siniestro  de los que ocurren habitualmente en un hogar, pueden acarrear importantes consecuencias tanto para nuestro bolsillo como para nuestro bienestar. Por ejemplo, reparar una incidencia leve de  humedad  puede superar fácilmente los 600 euros, y sin tener en cuenta los desperfectos causados en mobiliario y en terceros.

seguro hogar

Los imprevistos más comunes

Los daños causados por el agua son los siniestros domésticos que más se requieren a las aseguradoras. Más de un 40 % de los incidentes que se producen en el hogar corresponden a este tipo de daños.

Otro de los incidentes que más avisos demandan  a las compañías respecto a los seguros de hogar son las roturas de cristales: roturas de mesa de cristal, una ventana, una puerta.

También los daños eléctricos y los desperfectos causados por situaciones climáticas adversas, como la lluvia fuerte o el granizo, los robos, los incendios…  Los seguros resuelven más de 15.000 avisos en hogares a diario, según datos de varios informes del sector

Accidentes acaecidos en casa de los vecinos

Un caso muy típico es descubrir que cae agua del techo,  lo cual, muy probablemente, será a causa de una fuga de agua en casa del vecino. Puede estropearnos el techo y los muebles e incluso las puertas afectadas se pueden hinchar a causa del agua.

Un buen seguro de hogar debe cubrir daños por agua, tanto en la estructura de la vivienda, continente, como en los bienes personales, contenido. Y además, contar con la garantía de defensa por reclamación. Dos servicios que aliviarán las preocupaciones

Así, la aseguradora del vecino se hará cargo de reparar los daños que provocan la filtración. Si no se hiciese cargo o bien el vecino no tuviese seguro, nuestra aseguradora se encargaría de reclamar la reparación. Y, además, de reclamar a la compañía del vecino (o a este si no la tuviese) los gastos de reparación de los daños provocado en nuestra vivienda. Además de una indemnización para cubrir tanto los desperfectos en el techo como el mobiliario.

Una rápida actuación del seguro, incluyendo la coordinación con la aseguradora del vecino, puede, por tanto, solucionar un problema en muy poco tiempo.

Bienes materiales en el seguro de hogar

La cobertura del contenido es la encargada de proteger nuestros bienes materiales, aquellos que no forman parte de la estructura de la vivienda, y que están cubiertos en caso de un siniestro o robo.

Objetos de valor, como joyas, es aconsejable tenerlas incluidas en una cobertura específica en el seguro del hogar para que, en caso de sustracción, nos devuelvan el valor de lo que nos han robado. Además, la mayoría de seguros también cubre los robos o atracos que los asegurados y las personas que viven en el domicilio asegurado sufran fuera de casa.

¿Qué tipos de seguro de hogar existen?

En función del uso al que esté destinada la vivienda, las aseguradoras ofrecen seguros para cubrir la vivienda habitual y para segundas residencias, así como para arrendadores e inquilinos de pisos de alquiler.

A grandes rasgos, se puede diferenciar entre los seguros de hogar que cubren únicamente el continente o aquellos que aseguran también el contenido. Destaca, en primer lugar, el seguro de daños de la vivienda, que contempla el continente y que es obligatorio por ley en caso de que nuestra vivienda esté hipotecada. Es la cobertura mínima para cubrir el gasto de la hipoteca en caso de siniestro grave.

Para tener una cobertura más amplia, lo mejor es tener contratado un seguro multirriesgo del hogar, que cubre tanto el continente, como el contenido y la responsabilidad civil a terceros. Este tipo de seguro es el más habitual entre los asegurados en España. Contempla incendios, explosiones, robos, daños por agua, daños eléctricos, rotura de cristales, elementos sanitarios, placas vitrocerámicas, la defensa jurídica, las reclamaciones ante terceros y un largo etcétera de coberturas que variará en función de la aseguradora contratada.

Tener un buen seguro de hogar es de suma importancia para poder dormir tranquilo. Hay que  tener en cuenta que cada aseguradora tiene distintas coberturas y cubre un porcentaje de contenido y continente diferente. Por eso, para evitar sorpresas desagradables, el asesoramiento es un punto de especial valor a tener en cuenta. Contar con un mediador seguros especializado, como TOPSEGUROS, que nos asesore correctamente, puede suponer evitar la pérdida de bienes de gran valor, tanto económico como emocional.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − 8 =

Abrir chat